El Gerente de Proyecto es responsable de fomentar y administrar el proceso de creación de un edificio desde una perspectiva global, y se encarga de la planificación, coordinación y monitoreo del proyecto desde su inicio hasta su finalización. La gestión de la construcción se centra en la gestión de los acuerdos de contratación durante el proceso de construcción.

En ambos casos, es importante tener habilidades de liderazgo y planificación y cumplir con los objetivos establecidos del proyecto, administrando el costo, el tiempo y la calidad para cumplir con los requisitos del cliente, terminando según lo programado, teniendo en cuenta los costos autorizados y los estándares de calidad. que se han establecido